Nueva búsqueda

El Ayuntamiento de Santa Cruz aprueba el IBI social para pagar este tributo a vecinos sin recursos

13.06.2017

El Ayuntamiento de Santa Cruz aprueba el IBI social para pagar este tributo a vecinos sin recursos

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz aprobó ayer el "IBI social", una nueva ayuda municipal con la que se pagará el Impuesto de Bienes Inmuebles a los vecinos sin recursos de la ciudad. El plazo para acceder a esta subvención se abrirá en unos días, una vez que el anuncio se publique en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), y se dispondrá de 30 días para presentar la solicitud. El Consistorio prevé que se verán beneficiadas unas 1.100 personas, en las que la Corporación local gastará más de 200.000 euros. En esta primera convocatoria, la ayuda va dirigida a los ciudadanos que ya sean usuarios de los servicios sociales, aunque para el próximo año se estudiará ampliarla a todo aquel que sea propietario de una vivienda social.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, el edil de Hacienda, Juan José Martínez, y la concejal de Vivienda, Carmen Delia Alberto, recordaron que esta medida fue anunciada por el Ayuntamiento a principios de marzo y comentaron que se ha trabajado intensamente para que la nueva ayuda, que deberá solicitarse en Viviendas Municipales, en la avenida Tres de Mayo, pudiese estar disponible para el actual periodo de abono del citado tributo. Este arrancó el 11 de mayo y finaliza el próximo 15 de julio.

En este sentido, Martínez explicó que los ciudadanos que ya hayan pagado el IBI de este ejercicio, y siempre y cuando tenga derecho a esta subvención, deben presentar igualmente la solicitud en Viviendas Municipales y el Ayuntamiento procederá oportunamente al reembolso de la cantidad satisfecha por este concepto. Aquellos que aún no hayan abonado el tributo, al mismo tiempo que realizan la petición de esta ayuda, deberán también presentar una solicitud de aplazamiento del abono del IBI.

Los requisitos que deben cumplir los ciudadanos para poder acceder a la subvención del IBI social, con el que se sufragará el 100% del impuesto con cargo de las arcas públicas, son estar inscritos como perceptor de ayudas sociales en el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), ya sea de alimentos, agua o alquiler, entre otras; ser titular de una propiedad cuyo valor catastral sea inferior a 40.000 euros, por lo que el valor de mercado de la vivienda debe situarse entre los 80.000 y los 100.000 euros aproximadamente; y disponer de una única casa en su poder.

El concejal de Hacienda destacó que "esta subvención ha llegado a Santa Cruz para quedarse" y anunció que, de cara a las siguientes convocatorias, se estudiará ampliar la cobertura de la misma a otros colectivos, "como a personas sin recursos que no estén inscritas en el IMAS o a los propietarios de viviendas sociales".

Precisamente, en Las Palmas de Gran Canaria esta subvención ya existe y va dirigida a todos los dueños de casas de protección oficial, "aunque no se cubre el 100% del IBI". "Por lo tanto, tal y como la ofrece el Ayuntamiento de Santa Cruz, no existe en ningún otro municipio de Canarias esta ayuda", resaltó Juan José Martínez. En este sentido, el edil aprovechó para agradecer el trabajo que se ha realizado desde la Intervención del Consistorio para "encontrar la fórmula jurídica adecuada que permitiese articular esta subvención, pues en algunos lugares ha sido tumbada por los tribunales, ya que el IBI es un impuesto muy tasado".

Por su parte, la concejal de Viviendas comentó que la Corporación local capitalina abonará una media de 240 euros, aproximadamente, por cada ayuda. Carmen Delia Alberto aclaró a los ciudadanos que aunque este año se conceda la subvención, esta deberá solicitarse en cada ejercicio, "por si las circunstancias han cambiado".

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife manifestó que "no es lógico estar cobrando el Impuesto de Bienes Inmuebles a una familia que por sus condiciones económicas está percibiendo ayudas de carácter social", por eso, destacó el regidor chicharrero, "ponemos en marcha este recurso por primera vez y somos uno de los primeros ayuntamientos de España en hacerlo".

En relación a las ayudas sociales municipales, el Ayuntamiento de la capital aprovecha para recordar que el año pasado se concedieron 22.637 PEAS (prestaciones básicas, como los alimentos, el agua, la luz y el alquiler) a vecinos sin recursos, que supusieron un gasto de casi cinco millones de euros. El importe más destacado fue, precisamente, el referido a mantenimiento de la vivienda habitual. Hasta 2.292 familias recibieron una ayuda de estas características el pasado ejercicio, por 2,1 millones de euros.


laopinion.es


otras noticias

canarias
villa es bot
Баннер 1